Beneficios de las relaciones sexuales

Beneficios de las relaciones sexuales


Los beneficios de las relaciones sexuales placenteras, consensuadas y comunicativas son múltiples sobre nuestro cuerpo y nuestra mente. El ser humano es uno de los pocos animales sobre la Tierra que mantiene relaciones sexuales por placer. En la casi totalidad de las especies animales el sexo es una actividad cuya única finalidad es la reproducción de la especie, sin embargo los seres humanos han descubierto que el sexo no sólo es una actividad orientada a la reproducción y placentera, sino que además tiene múltiples beneficios sobre nuestro organismo.

El sexo es uno de los mejores relajantes naturales que existen. La gran mayoría de las técnicas anti-estrés buscan la relajación de los músculos y pocas técnicas consiguen una relajación corporal tan grande como la que consigue el cuerpo humano tras el orgasmo. A ello hay que sumar la segregación de endorfinas, que contribuyen a la relajación y a un sentimiento general de bienestar.

La práctica habitual de relaciones sexuales estimula la producción de estrógenos en el caso de las mujeres y de testosterona en el caso de los hombres, ambas hormonas pueden contribuir a mejorar el aspecto físico de hombres y mujeres, mejorando la elasticidad y aspecto general de la piel y la fuerza del cabello.

Para las personas que padecen insomnio las relaciones sexuales puede ser uno de los mejores remedios naturales. La práctica sexual da lugar a la liberación de prolactina, endorfinas y oxitocina, hormonas que ayudan a la conciliación del sueño. En caso de personas que quieren perder peso, el sexo puede ayudar a complementar los beneficios de una dieta sana y ejercicio regular, ya que cada vez que se practican relaciones sexuales, en general,  se pueden llegar a quemar hasta 500 calorías.

A nivel de pareja, las relaciones sexuales contribuyen a fortalecer la relación entre ambas partes de la relación. La oxitocina que se libera ayuda a fortalecer los vínculos de unión, lo que a su vez facilita el alcanzar una sensación de plenitud, bienestar y de compenetración con la otra parte que puede ayudar a su vez a reforzar los vínculos comunicativos.

M.J