Ejercicios de Kegel

Ejercicios de Kegel


Los ejercicios de Kegel son muy conocidos entre las mujeres, pero la práctica de los mismos también puede tener importantes beneficios para la salud sexual masculina.

Los ejercicios reciben el nombre de su inventor, el doctor Arnold Kegel. En un principio fueron desarrollados para prevenir la incontinencia urinaria en mujeres que habían dado a luz, pero pronto se descubrió que tenían importantes efectos en el músculo pubocoxígeo y por tanto podían ser beneficiosos para la salud de mujeres y hombres.

En el caso de los hombres la práctica de los ejercicios de Kegel produce múltiples beneficios. Uno de ellos es que al fortalecer el músculo pélvico se obtiene un mayor control sobre los esfínteres uretral y anal, lo que se traduce en una menor presencia de incontinencia urinaria.

Los ejercicios de Kegel presentan beneficios en el ámbito sexual y es que al fortalecer el musculo pélvico ayuda a solucionar problemas de disfunción eréctil,  a la vez de aumentar las sensaciones percibidas durante el encuentro sexual.

Aprender a controlar los movimientos del músculo pubocoxígeo permitirán su contracción voluntaria durante el acto sexual, reduciendo la tensión en la zona y siendo en consecuencia de gran ayuda en los casos de eyaculación precoz.

Un correcto control del músculo pubocoxígeo puede mejorar las relaciones sexuales y en el caso de los hombres que practican sexo tántrico puede dar lugar a hombres multiorgásmicos, capaces de alcanzar el orgasmo sin necesidad de eyacular. Algo que se puede conseguir combinando adecuadamente ejercicios de Kegel con ejercicios de respiración.

Además de todo lo anterior, los ejercicios de Kegel también son idóneos para promover una próstata sana.
Practicar los ejercicios de Kegel de forma correcta y con una periodicidad moderada produce efectos beneficiosos que son visibles en el medio plazo.

M.J

Déjanos un comentario!