Masaje tántrico de Lingam

Ejercicios de Kegel


Ejercicios de KegelLos ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo, son una serie de ejercicios cuyo fin fundamental es reforzar la musculatura pélvica. Este tipo de ejercicios suele recomendarse a las embarazadas a fin de facilitar el parto, aunque también están indicados para hombres, mejorando problemas como el de la incontinencia urinaria y contribuyendo a mejorar las relaciones sexuales.

Estos ejercicios fueron ideados en 1984 por el doctor Arnodl Kegel como método para paliar la incontinencia urinaria, pero con el paso de los años diversos estudios llevados a cabo por expertos demostraron que estos ejercicios dan también buenos resultados en el caso de ciertos problemas sexuales.

Entre los múltiples beneficios que aportan los ejercicios de Kegel pueden destacarse: mejora de los casos de incontinencia urinaria, ayuda en casos de impotencia y de eyaculación precoz, mayor ángulo de erección, contribuyen a mantener la próstata en un estado saludable, mayor control sobre el momento de la eyaculación y un fortalecimiento general del aparato genital. Todos estos beneficios contribuyen a su vez a tener una mayor confianza en la intimidad física.

Una de las grandes ventajas de los ejercicios de Kegel es que pueden realizarse en cualquier lugar y momento de una forma discreta, sin necesidad de ningún tipo de aparato.

El músculo pubocoxígeo en el caso de los hombres se encuentra entre los testículos y el ano, sujetando los órganos pélvicos. Una manera fácil de identificarlo es, al orinar, intentar parar la micción sin usar las manos. Ese músculo que se nota que se contrae es el músculo pubocoxígeo.

Existen varios ejercicios de Kegel, para comenzar, el más sencillo consiste en sentarse en una silla con las piernas separadas y las manos sobre las rodillas, inclinarse un poco hacia delante manteniendo la espalda recta y desde esa postura intentar contraer el músculo pubocoxígeo. Mantener la contracción unos segundos y luego descansar.

Los principiantes también pueden practicar el Kegel inverso, que es igual que el anterior pero en lugar de contraer el músculo, hay que relajarlo.

M.J

 

Déjanos un comentario!