octavio paz

Erotismo y poesía: Octavio Paz


El amor: Octavio Paz

En el mundo de los masajes tántricos y de la erótica en general, no cabe duda de que un referente es Georges Bataille y otro no menos interesante Octavio Paz, aquí os acerco un extracto de su trabajo sobre la relación entre erotismo y la poesía, espero sea de vuestro interés, un abrazo!

“El erotismo de acuerdo a Octavio Paz está vinculado con la poesía:

La relación entre erotismo y poesía es tal que puede decirse, sin afectación, que el primero es una poética corporal y que la segunda, es una erótica verbal.(…) La imagen poética es abrazo de realidades opuestas y la rima es cópula de sonidos; la poesía erotiza al lenguaje y al mundo porque ella misma, en su modo de operación, es ya erotismo. Y del mismo modo: el erotismo es una metáfora de la sexualidad animal. (La llama doble p.10).

El erotismo es exclusivamente humano, según bien señala Paz; el erotismo implica uso extensivo de la imaginación, y por ende variación; el sexo en cambio es repetición y no es exclusivo del ser humano: “El agente que mueve lo mismo al acto erótico que al poético es la imaginación. Es la potencia que transfigura al sexo en ceremonia y rito, al lenguaje en ritmo y metáfora”. (ob. cit. p.10)

El erotismo es una necesidad existencial como lo es la ficción (sea ésta en forma de poesía o no). La imaginación es talismán y refugio que permite crear el erotismo y la ficción para “protegernos” de la soledad destructiva.

Octavio Paz afirma que la sexualidad, el erotismo y el amor son tres caras de una misma realidad donde el sexo es la fuente primordial. De estas tres expresiones de la vida, el sexo funciona como”el centro y el pivote de esta geometría pasional” (ob. cit. p. 13)

Paz describe el erotismo como un fenómeno dialéctico también; capaz de brindarnos vida tanto como muerte. Eros está acompañado de Tanatos; nos ofrece la creación y la destrucción:

Sometidos a la perenne descarga eléctrica del sexo, los hombres han inventado un pararrayos: el erotismo. Invención equívoca, como todas las que hemos ideado, el erotismo es dador de vida y de muerte (…) El erotismo defiende a la sociedad de los asaltos de la sexualidad pero asimismo, niega a la función reproductiva. Es el caprichoso servidor de la vida y de la muerte. (Paz, ob. cit. p. 17)

El erotismo implica “sed de otredad”. A lo largo de la historia las grandes religiones han creado, según apunta Paz: “ritos y liturgias en las que la carne y el sexo son caminos hacia la divinidad (…) Y lo sobrenatural es la radical y suprema otredad”. (Paz, ob. cit. p.20).

En el poema “Palpar”, del poemario Salamandra, Paz grafica en imágenes su discurso sobre el erotismo:

Palpar

Mis manos
abren las cortinas de tu ser
te visten con otra desnudez
descubren los cuerpos de tu cuerpo.
Mis manos
inventan otro cuerpo a tu cuerpo.

El erotismo es esa búsqueda desesperada y urgente de la “otredad” y el vehículo que posibilita la búsqueda es la imaginación: “Mis manos inventan otro…”

El erotismo sale al encuentro del ser: “Mis manos abren las cortinas de tu ser”, “te visten con otra desnudez”. El erotismo no sólo es búsqueda, es también hallazgo: “descubren los cuerpos de tu cuerpo”.

En el poema: “Maithuna”, del poemario: Hacia el Comienzo, Paz escribe un hermoso verso:

Anoche
en tu cama
éramos tres:
tú      yo      la luna

La símbología de la luna es dual; representa la vida y la muerte, como el erotismo:

…es el ser que no permanece siempre idéntico a sí mismo, sino que experimenta modificaciones dolorosas en forma de círculo clara y contínuamente observable (…) la luna como país de los muertos, la luna receptáculo regenerador de las almas (…) la luna se asocia a la imaginación y a la fantasía, como reino intermedio entre la negación de la vida espiritual y el sol fulgurante de la intuición…
(Cirlot, Diccionario de Símbolos, p. 284)

La luna en el verso de Paz puede simbolizar, la soledad agazapada como inminente peligro, el mundo de las tinieblas, y también la otredad, acaso inalcanzable.

Según Octavio Paz, Platón fue el primero que teorizó sobre el amor, sinembargo después Paz afirmará que la teoría de Platón no es en realidad una teoría del amor sino más bien del erotismo: “Incluso puede decirse que la suya no es realmente una filosofía del amor sino una forma sublimada (y sublime) del erotismo”. (Paz, ob. cit. p. 40)

Stendhal escribió dos tomos sobre el amor; pero sólo describe el amor-pasión; es decir el amor que está más emparentado con el erotismo. Stendhal, Platón, Rougemont, y Ortega y Gasset, coinciden con Paz en el papel de los sentidos en la aparición del amor. Según Stendhal, el nacimiento del amor atraviesa las siguientes etapas:

  1. L’admiration.

  2. On se dit: Quel plaisir de lui donner des baisers, d’en revoir !

  3. L’ espérance.

  4. Lámour est né.

  5. La première cristallisation commence.(…)

  6. Le doute naît.(…)

  7. Second cristallisation (…): Elle m’aime”.

(Stendhal, Ouvres Completes: De L’amour, pp. 19-23, Tomo I)

El amor del cual habla Stendhal es el amor-pasión; el que tiene casi exclusivamente un componente sensual y en el cual el aspecto físico es primordial. Stendhal incluso mencionará que el encuentro erótico será la máxima prueba de amor verdadero.

El amor es una ficción en Stendhal porque nace de una visión y si el enamorado/a descubre que es falsa, el amor concluye. La teoría de la cristalización mencionada por Stendhal no es otra cosa que el trabajo creador de la imaginación. El erotismo es un deseo sin fin, afirma Denis de Rougemont:

L’Eros, cést le D’ésir total, cést l’Aspiration lumineuse, l’elan religieux originel porté à sa plus haute, puissance, à l’extrême exigence de pureté qui est l’extrême exigence d’ Unité (…)
La dialectique d’ Éros introduit dans la vie quelque chose de tout étranger aux rythmes de l’áttrait sexuel: un désir que ne retombe plus, que plus rien ne peut satisfaire….(Rougemont,L’Amour est L’Occident, p. 48).

El poema de Octavio Paz, “Contigo”, del poemario: Hacia el comienzo, ejemplifica muy bien la correspondencia entre la teoría de Paz sobre el erotismo y su poesía erótica:

(…)
Tus pechos
maduran bajo mis ojos
Mi pensamiento
es más ligero que el aire
Soy real
veo mi vida y mi muerte
El mundo es verdadero
Veo
habito una transparencia.

“Observemos el trabajo de la imaginación en el erotismo: “Tus pechos maduran bajo mis ojos”. El erotismo se vislumbra como una experiencia positiva y creadora: “Mi pensamiento es más ligero que el aire”. La otredad aparece accesible: “Soy real (…) “El mundo es verdadero”. El erotismo en tanto “dador de vida y de muerte” está también señalado en el verso: “veo mi vida y mi muerte”.”

Referencia: La llama doble y Carta de creencia: Correspondencias. María Elvira Luna Escudero-Alie, Howard University, Washington DC , The Johns Hopkins University/SAIS, Literature_courses@yahoo.com