la energía sexual

Formas fáciles de cultivar la energía sexual


La energía sexual ha tenido a lo largo de la historia una gran importancia dentro del Taoísmo, hasta tal punto que según esta corriente de pensamiento la energía sexual es la más importante de todas, por encima del “chi” (fuerza que recorre nuestro cuerpo) y el “shen” (energía espiritual).

La energía sexual está con nosotros desde el mismo momento de la concepción, pero va desgastándose a medida que va pasando el tiempo, por eso es importante adoptar ciertas costumbres que nos ayuden a mantener un buen nivel de esta energía.

La energía sexual no sólo está relacionada con la salud sexual, sino que también tiene una notable importancia en nuestro estado general de salud y en la vitalidad con la que afrontamos el día a día.

Mantener nuestra energía sexual en buenas condiciones es más sencillo de lo que parece y basta con seguir unas sencillas indicaciones.

Lo primero que tenemos que hacer es llevar una alimentación sana en la que no falte una dosis equilibrada de proteínas, vitaminas, minerales y carbohidratos, prefiriendo siempre alimentos frescos sobre alimentos pretratados o incluso precocinados. En una dieta equilibrada lo que no puede faltar nunca es una buena hidratación.

El ejercicio físico es clave para mantener nuestro cuerpo en buenas condiciones y renovar nuestra energía. Con 30 minutos de ejercicio al día es suficiente para empezar a notar sus efectos beneficiosos. Para una mayor carga de energía, intenta practicar ejercicio siempre que puedas al aire libre y mejor si es en la naturaleza.

Un buen control de la respiración y hacer ejercicios de respiración a modo de relajación, es una buen manera de disminuir el estrés y hacer que la energía fluya por nuestro cuerpo. 10 minutos de meditación al día pueden ser más que suficientes para conectar con nuestra parte más espiritual y renovar nuestra energía.

M.J

 

Déjanos un comentario!