Fractura de pene?


Todas las partes del cuerpo pueden llegar a fracturarse de una manera o de otra, incluída el pene.

La fractura de pene no es una lesión muy conocida, pero puede provocar importantes consecuencias a largo plazo, por lo que es importante aprender a detectarla.

Esta lesión se produce siempre cuando el pene está en erección y es consecuencia de doblarse el miembro de forma brusca y repentina. En estos casos la lesión se produce en el cuerpo cavernoso y provoca una pérdida inmediata de la erección. Lo habitual es que la zona comience a oscurecerse rápidamente por la acumulación de sangre y la formación de hematomas.

El dolor en este tipo de casos puede ir desde leve hasta muy fuerte en función del daño que se haya producido, pero en cualquiera de los casos es importante acudir inmediatamente al especialista para tratar la lesión.

La fractura de pene es una lesión que por sus peculiaridades suele producirse habitualmente durante la práctica de actividad sexual, especialmente en aquellas posturas en las que la mujer está encima del hombre. Pero la lesión también puede ocurrir  al intentar acomodar el pene en erección para vestirse, por lo que conviene ser siempre cuidadoso.

Ante una lesión de este tipo es imprescindible acudir inmediatamente al médico para que éste valore la gravedad de la misma. Lo más frecuente en estos casos es que haya que operar para evitar que la lesión deje una curvatura en el pene, lo que a la larga dificultaría las relaciones sexuales y provocaría dificultades para orinar.

La recuperación en este tipo de lesiones puede ser de unas seis semanas durante las que el paciente debe abstenerse de mantener relaciones sexuales. Es común que se receten medicamentos para evitar erecciones y facilitar de este modo la recuperación.

M.J

Déjanos un comentario!