Tantra en Barcelona

La meditación zen y la autorrealización


Quiero compartir esta reflexión con vosotros, pienso que muchas veces en el intento de buscar nuestro bienestar, búsqueda de uno mismo, sentido a la vida  caemos en situaciones complejas:

“Aunque la meditación zen pueda llevarnos a experimentar la esencia transpersonal del psiquismo, esa experiencia, aisladamente considerada, no necesariamente indica una personalidad madura o plenamente desarrollada. La noción de individuación o totalidad de Jung exige la maduración y la integración entre el ego y el self.

El peligro que pueden correr las personas que tienden hacia la espiritualidad es aspirar a la autorrealización a expensas del desarrollo personal.

Porque también es posible perseguir el desarrollo espiritual de modo escindido, algo que en los casos extremos, puede provocar una especie de sabio idiota, una persona con una visión espiritual muy evolucionada pero esencialmente infantil, socialmente inadaptada y cargada de impulsos instintivos y de preocupaciones egoístas.

Y, en tal caso, todo ello se presenta disfrazado de espiritualidad y los devotos carentes de sentido crítico se alimentan de la patología de maestros y gurúes inmaduros con consecuencias lamentablemente desastrosas para todos los implicados”

Déjanos un comentario!