respirar

La respiración: Conferencia


Dice Lowen que “Hay verdades evidentes que no necesitan ninguna demostración. Pero porque son evidentes escapan a nuestra atención. Por ejemplo, nadie negará la importancia de estar vivo. Nosotros queremos estar vivos, y sin embargo olvidamos respirar, tenemos miedo de movernos, y somos renuentes a sentir.

Otra verdad evidente es que la personalidad se expresa a través del cuerpo tanto como a través de la mente. Un individuo no puede ser dividido en una mente y un cuerpo.”

“El cuerpo de una persona nos dice mucho sobre su personalidad. Su postura, la mirada de sus ojos, la actitud de su mandíbula, el porte de su cabeza, la posición de sus hombros son sólo unos cuantos indicios del carácter a los que nosotros inconscientemente reaccionamos.

Hay otras características como la calidad de un apretón de manos, el tono de la voz, y la espontaneidad de gesto que nos impresionan inmediatamente.”

Respiración y movimiento determinan el sentimiento. Un organismo sólo siente el movimiento de su cuerpo. En ausencia de movimiento no hay sentimiento. La profundidad de la respiración afecta a la intensidad del sentir. Reteniendo la respiración, el sentimiento puede reducirse o amortiguarse.

Así como las emociones fuertes estimulan respiración, la activación de la respiración, evoca los sentimientos suprimidos. La muerte es una parada de la respiración, una cesación de movimiento y una pérdida de todo sentimiento. Estar totalmente vivo es respirar profundamente, moverse libremente y sentirse plenamente. Estas verdades evidentes no pueden ignorarse si nosotros valoramos la vida.

Señala que “La incapacidad para respirar totalmente y profundamente también es responsable del fracaso en lograr una satisfacción plena en el sexo. Retener la respiración al aproximarse el clímax reduce las sensaciones sexuales intensas. Normalmente, la respiración se exhala con el balanceo adelante de la pelvis, si la inhalación ocurre durante el movimiento adelante, el diafragma se contrae y previene la entrega, requisito para la descarga orgásmica. Cualquier restricción al respirar durante el acto sexual, reduce el placer sexual. La respiración inadecuada produce ansiedad, irritabilidad y tensión.”

Qué os parece el articulo? qué podéis aportar desde vuestra experiencia personal?

Espero vuestros comentarios!

Un abrazo

Inés Güell

Referencia: Extractos de la conferencia de Alexander Lowen.

Déjanos un comentario!