tantra

Las formas visibles del Tantra: Yantras o Mandalas


Las formas visibles de la realidad del tantra y de su presencia en el espacio son aquellas imágenes de las divinidades que existen en las diversas tradiciones tántricas las cuales son muy llamativas en los templos y mucho más modestas cuando son destinadas al culto en privado, Ellas son extremadamente variadas en las formas que describen los agamas, tantras y otros tratados. Sus representaciones son numerosas y diversas y desde el siglo V de nuestra era son, esencialmente, tántricas o están llenas de tantrismo. Las imágenes divinas pueden ser de naturaleza humana, a veces con cabeza de animales, con sus gestos, indumentaria y atributos en consonancia con su naturaleza. Así por ejemplo, Kali, poderosa y temible, ornada con cabezas y miembros humanos cortados que suele mostrarse de pie sobre Shiva, tendido como un cadáver (inerte pero a veces itifálico). El propio Shiva por ejemplo se halla representado bajo un gran número de diferentes aspectos que corresponden a sus diversas manifestaciones, tal y como aparecen descritas sobre todo en los Puranas. Lo mismo ocurre con Vishnu […] la multiplicidad de cabezas y brazos en las divinidades señala la potencia y la infinitud de la actividad divina. Pero la imagen divina también puede ser “anicónica” como es el caso del lingam, cuyos aspectos son muy variados, puede ser simplemente fálico, o fálico con uno o varios rostros, o consistir en una piedra pulida y redondeada por el caudal de un río.

La representación de la divinidad puede asimismo ser un diagrama, un yantra, chakra o mandala (estos términos suelen ser sinónimos). Esas alineaciones se utilizan también en contextos no tántricos, aunque son típicamente tántricas por su visión geométrica del espacio y por la manipulación de energías divinas que suponen. A menudo se cree que se trata de alineaciones en los que un punto central se halla rodeado de triángulos o de círculos encerrados en un trazado exterior cuadrado con “puertas”. La palabra sánscrita mandala  siempre designa un disco o una disposición circular en el tantra. Este tipo de diagramas es el que reproducen por lo general las obras ilustradas sobre el tantrismo, pues acostumbran a ser objetos o diseños hermosos que además dan paso en Occidente a muchas especulaciones como las de Carl G. Jung. También en la tradición Trika hay mandalas cuadrados en cuyo interior muestran uno o varios tridentes, así como lotos. En muchos ritos se utilizan mandalas de diversas formas, dependiendo de su uso y objeto perseguido. Se colocan jarrones conteniendo agua consagrada mediante mantras y provistos de plantas, hojas y cuerdas que representan a las divinidades invocadas por un culto.

Referencia: André Padoux, El Tantra la tradición Hindú, pp.229.

Déjanos un comentario!