enemigos del sexo

Los principales enemigos del sexo


El sexo y la sexualidad forma parte de la vida y precisamente por ello las relaciones sexuales pueden verse afectadas por una multitud de factores. En ocasiones se trata de problemas físicos y en otras de elementos ajenos que, aunque no seamos conscientes de ello, pueden interferir negativamente en la vida sexual de una persona.

Cada vez más gente se anima a tomar parte en terapias sexuales y gracias a ello y a los estudios que diversos profesionales han ido realizando, hoy en día tenemos mucho más conocimiento sobre los problemas más habituales relacionados con el sexo.

De todos es sabido que el estrés es uno de los principales enemigos de la salud. Altos niveles de estrés pueden influir negativamente en la salud causando incluso efectos a nivel físico.

En el ámbito de la sexualidad el estrés está considerado como uno de los principales enemigos del sexo. En ocasiones sus efectos se manifiestan a través de problemas físicos como la dificultad para alcanzar una erección, pero en otros casos se manifiestan a través de otros síntomas como la pérdida de apetito sexual, de deseo o un excesivo cansancio que dificulta la práctica de relaciones sexuales.

La falta de imaginación es otro de los enemigos del sexo. La rutina y la cotidianeidad, practicar siempre los mismos juegos y las mismas posturas hacen que el sexo acabe siendo previsible y se produzca en ambos miembros de la pareja una cierta desgana.

De un tiempo a esta parte los expertos comienzan a clasificar a Internet y los dispositivos móviles como otro de los enemigos del sexo. Pasamos demasiado tiempo conectados, hasta el punto en que muchas personas dejan un tanto de lado su vida real para centrarse básicamente en lo que ocurre a través de la pantalla de su teléfono móvil u ordenador.

Déjanos un comentario!