sexo tantrico

Maithuna, sexo tántrico antes de la penetración


Una de las características del sexo tántrico es que va mucho más allá de la penetración. El tantra busca despertar todos los sentidos para intensificar el placer y por ello el Maithuna cobra una gran importancia.

El Maithuna hace referencia a la posibilidad de disfrutar del sexo y prolongar el placer antes incluso de llegar a la penetración, por ello es habitual oír hablar de cinco niveles del Maithuna.

El primer nivel hace referencia a nuestro estado mental. La mente tiene una gran importancia dentro del placer sexual y eso es precisamente lo que defiende el Maithuna, que entiende el poder del deseo como una fuente de placer en sí misma.

En el segundo nivel el Maithuna se centra en el poder de la mirada. De hecho existe un ejercicio, el drishti, cuyo objetivo es poder desencadenar el deseo sexual con una sola mirada. En base a esta teoría, para disfrutar más de un beso o durante las relaciones sexuales, la clave está en mantener la mirada de la otra persona y no cerrar los ojos.

La palabra tiene una gran importancia dentro del sexo tántrico y a ella se refiere el tercer nivel del Maithuna. No importan solo las palabras, también la forma en que se dicen y el tono empleado. Para el tantra las palabras son una forma de estimular la sexualidad y aumentar la excitación.

El cuarto nivel del Maithuna son las caricias. El arte de acariciar es un arte que debemos practicar y mejorar ya que un simple roce puede aumentar al máximo el placer de la otra persona o acabar con él, por ello la delicadeza es el mejor aliado.

El último nivel del Maithuna son los besos. El tantra aboga por dar besos suaves y con los ojos abiertos, transmitiendo y recibiendo a la vez.

Déjanos un comentario!