masaje en pareja

Masaje en pareja, paso a paso


Para que tengáis una visión esclarecedora de como se desarrolla una sesión, os dejo esta descripción de la sesión para que podáis visualizar de manera integrada el masaje:

La propuesta para parejas implica “un viaje al despertar de los sentidos y de la erótica”. A través del masaje potenciamos el tacto, el juego y las caricias, el placer y las sensaciones que son rasgos esenciales del 2º chakra, en el masaje incorporamos también las técnicas de conexión con nuestro ser más sensible: Lingam y Yoni.

Durante la sesión desarrollamos un abanico de matices, desde la suavidad a la fuerza y la presión o ese deslizamiento que envuelve como una caricia. Un contacto adecuado, un toque, una imposición firme pero a la vez fluida, rítmica y flexible de manera tal que emergen sensaciones diversas y placenteras.

En el proceso del masaje hay tres grandes momentos bien diferenciados que se armonizan y confluyen a medida que transcurre la sesión: un primer momento de reconocimiento corporal, para entrar en contacto masajista-receptor, momento inicial para coordinar nuestra respiración en forma consciente. Para ello,

Iniciamos el masaje desde los pies hacia la espalda, aplicando técnicas de quiromasaje – roces, fricciones, presiones y deslizamientos- largos y envolventes transmitiendo sensación de unidad y totalidad corporal y relajación mental.

Un segundo momento, que le llamo integrador, aquí poco a poco se suman los deslizamientos corporales con soltura y con gracia, lo cual transmite sensaciones y sentimientos de armonía, sensualidad y erotismo. Se puede sentir la piel suave y tibia, el roce sutil de los pechos, la respiración, recibiendo un estímulo erógeno totalizado y placentero que transmite un cuerpo danzando sobre otro cuerpo.

El tercer momento conlleva una intensidad energética importante dónde confluye la energía del masaje en el Lingam (pene) o en el Yoni (Vagina) para alcanzar el orgasmo.

Espero que esta propuesta os agrade y es bueno tener presente que el cuerpo, tanto femenino como masculino es un templo, un lugar de culto, por consiguiente, debemos tenerlo sano y purificado además de aportarle placer.

El masaje en pareja comienza por la mujer, siempre, recibiendo un masaje yoni siendo el hombre un observador- participante del masaje para luego ser el receptor del mismo, en manos de su pareja y de la masajista.

Al final de la sesión la pareja tiene su momento en soledad para recrearse de la experiencia juntos.

Es una experiencia de aprendizaje, de mucho juego, sensualidad y bienestar.

La duración de la sesión es de 2 horas. (La primera hora y media con la/las masajistas y la última media hora en pareja).

Espero vuestros comentarios!

Os espero,

Inés Güell

Déjanos un comentario!