cachemira

Masaje Tántrico de Cachemira


Esta manera de tocar el cuerpo procede del norte de la India, de la antigua tradición del Shivaismo tántrico de Cachemira. Hace más de 5.000 años, en el valle del Indus, los Siddhas (sabios) empezaron a refinar el Shantala, el masaje popular que las madres todavía hoy dan a sus niños. Lo perfeccionaron con la suma de sus conocimientos del ser humano y a lo largo de miles de años, hasta convertirlo en una práctica de yoga muy poderosa.

Este yoga del tacto está basado en la meditación y la respiración muy profunda, sin las cuales  no hay yoga ni masaje de Cachemira. Según Daniel Odier “… cuando respiramos profundamente, cualquier sensación por pequeña que sea se difunde por la totalidad del cuerpo y aumenta la intensidad de cada sensación… Sin embargo, cuanto más angustiados, estamos menos respiramos, y más cortocircuitos se producen en el cuerpo”.

Según Odier cuando experimentamos el cuerpo como totalidad es cuando la mente está totalmente apaciguada, sin ninguna proyección ni la menor huella de querer hacer algo.

Además de la respiración, es muy importante la fluidez de los movimientos del masajista para comunicar con el ser que recibe el masaje: “Practicar el tantra es entrar en está fluidez del sentir corporal, de las emociones y de la mente. …”.

Según plantea Odier, es a través del tacto consciente que se produce un viaje en los numerosos puntos de tensión del cuerpo dónde las problemáticas están atascadas. La respiración y la exploración sutil y profunda de la percepción sensorial son herramientas poderosas para descubrir una relajación más y más profunda. La influencia sobre la estructura energética y la percepción corporal se manifestará poco a poco en cada instante de la vida.

IMAGEN: SRINAGAR, INDIA – April 15: Lifestyle in Dal lake,local people use ‘Shikara’, a small boat for transportation in the lake., April 15, 2012 in Srinagar, Kashmir, India

Tappasan Phurisamrit / Shutterstock.com

Déjanos un comentario!