SEXOTANTRICO

Motivos para practicar el sexo tántrico


El tantra y el sexo tántrico han dejado de ser desconocidos en la cultura occidental para ser un objetivo cada vez más perseguido y es que su finalidad última es alcanzar un estado total de paz que aúne mente y cuerpo.

El tantra no es sólo sexo, pero es cierto que la sexualidad juega un importante papel dentro de la filosofía tántrica ya que es uno de los mejores medios para alcanzar ese estado de paz tan anhelado. El sexo tántrico tiene múltiples beneficios y hay muchas razones para practicarlo, pero vamos a analizar algunas de ellas.

Está demostrado que el sexo tántrico aumenta el éxtasis mientras que éste a su vez aumenta la producción de endorfinas. Las endorfinas son también conocidas como “hormonas de la felicidad”, ya que nos ayudan a sentirnos mejor y pueden ser de gran ayuda para luchar contra ciertas patologías. De hecho, las endorfinas son un gran aliado contra el estrés y la ansiedad, por lo que el sexo tántrico bien practicado puede reducir los niveles insanos de ansiedad y estrés.

Para aquellas personas que están inmersas en una cierta rutina en sus relaciones sexuales el sexo tántrico puede suponer una forma de romper esa rutina. Es una oportunidad para ambos miembros de la pareja de conocer mejor su propio cuerpo y placer y el de su pareja.

El sexo tántrico busca potenciar los sentidos y por tal el placer y para ello utiliza diversos mecanismos como la respiración, las caricias, diferentes posturas sexuales, restando importancia a los órganos genitales y el orgasmo. Todo ello puede resultar de gran ayuda a hombres y mujeres con problemas en el ámbito sexual (eyaculación precoz, anorgasmia, falta de deseo sexual)

Una de la directrices del tantra es que para dar placer a los demás primero el individuo debe conocerse a sí mismo. Ese autoconocimiento puede derivar en una evolución interior que ayuda a las personas a conseguir una mayor paz mental consigo mismas.

M.J

Déjanos un comentario!