LA ADICCIÓN AL SEXO

¿Qué es la adicción al sexo?


Las adicciones son un problema grave y deben ser tratadas por especialistas en la materia. Durante años hemos oído hablar de adicciones al juego, al alcohol, etc. pero hasta hace no demasiado tiempo si había una adicción que no era tomada demasiado en serio era la adicción al sexo.

La adicción al sexo o hipersexualidad se produce cuando el deseo sexual en una persona es demasiado grande y la búsqueda de sexo ocupa gran parte de su tiempo o le reporta consecuencias negativas para su vida. El adicto/a al sexo dirige gran parte de sus pensamientos hacia el sexo y llega un momento en que puede no ser capaz de controlar sus impulsos sexuales.

Mantener relaciones sexuales o masturbarse son actividades sanas, pero cuando esas actividades comienzan a influir de forma negativa en la vida de un sujeto (con recurrentes llamadas a líneas eróticas, dejando de lado sus relaciones familiares, descuidando su trabajo, etc.) es cuando podemos hablar de un problema de adicción al sexo.

Que el sexo controle toda la vida de una persona es un desorden mental que debe ser tratado adecuadamente y como siempre que se trata una adicción, uno de los requisitos principales para que el adicto vuelva a recuperar su vida normal es que sea consciente de su problema y quiera solucionarlo.

Con frecuencia aquellas personas que han caído en una adicción al sexo lo han hecho buscando poner fin a sus problemas o angustias a través del sexo. Precisamente por ello los tratamientos contra esta adicción tratan de enseñar a los pacientes vías alternativas y más funcionales para solucionar aquellos problemas que les agobian.

En estos casos no se aleja al adicto totalmente del sexo sino que se lleva a cabo una reeducación sexual para que su vida sexual pueda ser satisfactoria y sana.

M.J