¿Qué sabemos del Tantra?


Tantra en Barcelonamasajes tantra en barcelona

Tantra en Barcelona

El  fenómeno Tantra o tántrico se ha popularizado de unos años a esta parte en las culturas occidentales. El Tantra es un fenómeno religioso, también social y cultural, con múltiples dimensiones: histórica, textual, religiosa, filosófica y antropológica.

Los cultos y las creencia tántricas no tienen nada de chamánico, y no existe razón alguna que pueda llevarnos a pensar que proceden de otro lugar que no sea la India, salvo, es cierto, que como se las consideran detestables, se prefiera situar su nacimiento fuera de la India. Sin embargo, es posible que en la India del sur, dravídica, haya desempeñado un apreciable papel en los inicios del fenómeno tántrico.

Lo que caracteriza al universo tántrico son nociones, una ideología, prácticas y comportamientos, que están relacionados. Una visión del mundo y los dispositivos para la puesta en práctica del plan de vida, corporal y psíquico de las vivencias, de esta visión.

Quien dice tantrismo está hablado de acción asociada a una ideología que le inspira y orienta, le proporciona su sentido (desde luego para lo que es verdaderamente tántrico no para lo que está tantrizado).

En cuanto a la ideología, la visión tántrica es la del universo creado, sostenido y totalmente penetrado por la energía divina, la shakti, presente también en el ser humano, que puede captarla y utilizarla. Incluso en los sistemas dualistas existen, sino una inmanencia, al menos una omnipresencia de la divinidad ( no siempre hay que asimilar tantrismo con no dualismo!).

Esta, por otra parte casi siempre se concibe polarizada en masculino y femenino, siendo el polo femenino el de la energía, que puede ser benéfica, pero que también puede resultar, sobre todo si aparece como una diosa, muy peligrosa, espantosa.

La inmensidad de los panteones y su organización en forma de mandala, son tántricos. No hay que perder de vista que las tradiciones tántricas son iniciáticas: un tántrika es un iniciado, lo que supone un maestro iniciador, un gurú, y una transmisión de maestro en maestro.

Ello también explica que se afirme continuamente el carácter secreto de las enseñanzas tántricas. Este secreto está vinculado al otro elemento esencial de la realidad tántrica: la transmisión, un simple desprecio o rechazo más o menos total de las reglas brahmánicas, sobre todo de las relativas a la pureza. A través de la participación, de la inmersión en lo prohibido, el tántrika se trasciende, obteniendo todos los poderes o la salvación. Una salvación realizada en este mundo.

Entre las prácticas, la adoración ritual de las divinidades, la puja, es de origen tántrico. Podría decirse que en su estructura es siempre tántrica, aunque no siempre en espíritu, pues una puja, puede dirigirse a una deidad no tántrica.

La omnipresencia de los mantras, con las especulaciones que lo acompañan-el mantrashastra- así como el hecho de que la forma mas elevadas de las divinidades sea la de un mantra, y la importancia de todo lo que tiene que ver con la palabra, vac, son tántricos (aunque los orígenes sean védicos).Finalmente una característica del tantrismo sería la proliferación ritual (que también tiene un punto de partida védico).

También habría de mencionar un estrecho vínculo del tantrismo con el yoga, que se halla constantemente presente, aunque la relación tantra/yoga no deja de evidenciar ciertas cuestiones. Sobre esta relación puede encontrarse información y reflexiones interesantes en la obra de Hugh Urban, Tantra: Sex, Secrecy, Politics, and Power in the Study of Religion ( Berkeley ,2003.)

Inés Güell

Referencia: El tantra, la tradición hindú. André Padoux, Ediciones Kairós, 2011

Déjanos un comentario!