Visualización

Visualización: Capacitar a los sentidos


Fluye dentro de un estado sin resistencia, cuando aparecen tensiones o molestias, acéptalas sin prejuicios y libéralas al exhalar. Permite a tus pensamientos ser apacibles y dirige tu conciencia a la calma que existe detrás de tus fantasías y pensamientos.

Ofrécele a tu sentido del oído lo mejor de ti, percibe de donde viene tu escuchar y permite que lo mejor de ti pueda oír a través de ti. Escucha los tonos sutiles en tu interior. Luego dirige tu atención al sentido de la vista.¿Que ves cuando mantienes los ojos cerrados? ¿Que sombras, que reflejos, que luz o imágenes? Percibe de dónde viene tu vista…

Ahora se consiente de tu sentido del olfato ¿Qué olores percibes? Percibe de donde viene tu olor y sigue al sentido del tacto hacia su origen…

Ahora dedícate con conciencia a tu sentido del gusto ¿Qué estás saboreando? Percibe a que te sabe…

Ahora tus sentidos están conscientes. Siente la sensación de la piel, de las fibras del cuerpo. Percibe de donde vienen esas sensaciones y desplázalas a tu interior libre de esfuerzo y resistencia…

Ahora oyes, ves , hueles, saboreas y sientes, ¿que parte interna de ti percibe al máximo todo esto?

Para los receptores/as del masaje, desde este lugar hacia afuera tu atención está dirigida al Lingam o al Yoni. Imagínate que lo mejor de ti lo percibe el lingam o el yoni, imagínate que lo mejor en ti se percibe en tus manos y acaricia a tu pareja. ¿Cómo te sientes cuando imaginas esto?

Experimenta la perfección de esta identificación con lo mejor que hay en ti y vuelve suavemente de tu visualización.

Referencia: Descubra las fuentes del placer masculino.