tao

Técnicas del Tao para evitar la eyaculación


El primer paso para controlar la eyaculación, incluso la eyaculación precoz, consiste en tener plena conciencia de los niveles de excitación. Recuerda, por ejemplo, que luego de una fantasía sexual o de ciertos estímulos, se produce la erección.

Al continuar la estimulación eróticamente efectiva, ya sea durante el coito, o mediante un masaje erótico llegará un momento en que el clímax haga acto de presencia y se produzca la eyaculación.

Antes de que ello ocurra, debes identificar con claridad todas las sensaciones premonitorias del orgasmo. A esta etapa se le nombra signo de inevitabilidad eyaculatoria o punto de no retorno.

Cuando eres capaz de reconocer ese estadio, tendrás la enorme posibilidad de detener la estimulación para bajar el nivel de excitación y no traspasar la frontera hacia la eyaculación.

Aquí de lo que se trata es que te encuentres muy bien en lo que sientes, además será más satisfactorio. Lo más importante es estar consciente en todo momento del ritmo de la propia excitación.

Cómo va acelerándose para detenerse unos toques (o unos movimientos) antes de llegar al orgasmo. Esta técnica aconsejada por terapeutas sexuales se denomina parada y arranque”. 

La recomendación es que más vale detenerse demasiado pronto que demasiado tarde. Para capacitarse en la identificación del punto de no retorno, debe intentarlo con la pareja, donde él yace acostado y ella se coloca encima, ambos de frente.

Realizada la penetración e iniciado los movimientos del varón, debe indicarle a su compañera cuándo detenerse, justo en el momento en que siente que va a aparecer el orgasmo, también puede practicarse en el masaje de lingam.

Referencia: El Arte de la Sexualidad en China

Déjanos un comentario!