Consejos para quienes reciben un masaje


Como receptor del masaje lingam tienes la posibilidad de andar por nuevos caminos en tu sexualidad.

Masajes

Masajes

Liberando las viejas concepciones de cómo debería ser el sexo y de aquellas expectativas que tú crees que debes llenar.

Siempre inhala y exhala profundamente pues con la respiración la atención regresa a tu cuerpo. En lo posible ten cuidado en que durante todo el masaje respires profundamente. Respira, siéntete, percibe tus sensaciones y sentimientos, independientemente de si estas excitado o simplemente sientes caricias agradables. Dale a tu masajista señales claras. Expresa tu placer y tu desgano, di lo que estas necesitando en el momento para sentirte aún mejor, más en armonía, lleno de ganas y meditativo. También di lo que es desagradable para ti y lo que quieres cambiar. Tu masajista no puede saber eso siempre.

Solo siente y expresa claramente tus necesidades. Cuando el masaje del Lingam siente exactamente la finalización que deseas para el masaje: ¿Quieres dejar implosionar la excitación en tu cuerpo sin eyacular? Deja que tu placer se expanda por todo el cuerpo hasta que estés cerca del “punto de no retorno”, siempre y cuando sea relajante para ti. Dale a tu masajista, en algún momento una señal clara de que debe parar el masaje y que no te debe acariciar más. ¿Deseas un final más tranquilo, meditativo y suave? ¿Solo quieres respirar profunda y relajadamente para concluir el masaje? Esto también es posible.

Dale a tu masajista una señal clara de que debe concluir con las caricias. Dile que necesitas ahora. De pronto quieres un abrazo o simplemente estar solo. ¿Quieres dejar que tu excitación explote en tu cuerpo y eyacular? Pídele a tu masajista que aplique una técnica de masaje que cause mucho placer, y ve con eso energéticamente al orgasmo con eyaculación . Disfrútalo y siéntelo lo más que puedas.

Dar señales claras de lo que necesitas para que te sientas satisfecho y alimentado ello potencia el masaje y el bienestar.

Un abrazo!

Inés Güell

¡Reserva ahora tu masaje!

Nota: Buscamos el masaje tántrico auténtico, así que en ningún caso se aceptan propuestas de coito, penetración ni sexo oral. El obligado respeto de la zona genital de la masajista es parte de nuestra propuesta.

Déjanos un comentario!