tao

Eyaculación precoz


“Para la mayoría hasta hace escasas décadas la eyaculación precoz no preocupaba demasiado, de hecho algunos pacientes ancianos con disfunción eréctil se jactan de haber sido muy rápidos en su juventud.”

“Es probable que la salida a la luz de informes sobre la sexualidad femenina y mensajes como “no hay mujer frígida sino hombres inexpertos”, en el contexto machista imperante, han hecho que el hombre se sienta responsable de la satisfacción sexual de la mujer. Esta responsabilidad es causa de muchas de las disfunciones sexuales masculinas, y en especial, del miedo a no durar el suficiente tiempo para que la mujer alcance el orgasmo, a pesar de que la consecución de orgasmos en la mujer no depende tanto del tiempo como de aspectos cualitativos.”

“Se ha comprobado que mientras los hombres sin problemas eyaculatorios se centran en la excitación y satisfacción durante la respuesta sexual, los que han perdido el control de la eyaculación están preocupados por el control del orgasmo, ansiosos ante un posible fracaso y con pensamientos relacionados con el mantenimiento de la erección”. Esto impide el abandono a las sensaciones, a la excitación y satisfacción y genera mayores niveles de ansiedad lo cual provoca una eyaculación más rápida de lo deseable.

Un modelo de tratamiento terapéutico sexólógico para la pareja creado por el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología (sin fármacos) consiste en los siguientes pasos:

  • Erotización sensual: centrada en la potenciación de los mapas eróticos, comunicación sexual y ejercicios de auto estimulación.
  • Erotización genital: primero con la persona centrada en el punto que le tocan y luego ejercitando las fantasías eróticas.
  • Erotización orgásmica: ejercitar caricias compartidas, autoestimulación delante de la pareja y rozamiento genital.

Posteriormente la Desensibilización intravaginal en tres etapas.

En este Manual se recomienda en la terapia individual, practicar ejercicios de autosensibilización corporal, centrándose en las sensaciones. De lo que se trata es de aprender a detectar aquellas señales que avisan de la proximidad de la eyaculación. Relajación de la musculatura perineal –ejercicios del músculo PC-, que suele estar en tensión.Posteriormente, en las siguientes sesiones se dedican a la relajación con ayuda de una co-terapeuta, que inicia un masaje sensitivo de todo el cuerpo a excepción de genitales, con la finalidad de poner a la persona en contacto con otra y que supere el miedo al tacto y la ansiedad que le produce.

Los masajes corporales y los masajes tántricos son una fuente importante de sensibilización y conocimiento de nuestro mapa erótico, la piel y el sentido del tacto es indispensable en la comunicación sexual con la pareja y en el conocimiento del cuerpo erótico y del cuerpo sensual.

El control de la eyaculación es uno de los pilares de la sexualidad tántrica, porque permite prolongar la duración del acto sexual por más tiempo de tal manera que aumenta la conexión erótico placentera de la pareja y ayuda a profundizar en la sensibilidad de uno y otro, nivela la ansiedad al no estar pendientes de la posible eyaculación que de alguna manera ponga fin al acto erótico.

Muchos de los ejercicios orientales, se utilizan también en occidente en el área de la Sexología, es el caso del ejercicio del músculo PC (pubococcígeo) conocido en el yoga como “mula bandha”.

Otro ejercicio muy eficaz es en relación a la respiración, la respiración y las emociones están íntimamente relacionadas. Cuando se acerca el momento de la eyaculación se expira todo el aire y se hace una retención de la respiración por unos 20 segundos y una posterior inhalación lenta, permite evitar la eyaculación y proseguir con la relación sexual.

Ref. Manual de Sexología y Terapia Sexual, Francisco Cabello, Editorial Síntesis. España.

Déjanos un comentario!