Filosofia del tantra

Filosofía del Tantra


“La unión sexual es una yoga llena de auspicios, que aporta el desahogo de  al implicar el placer de todos los sentidos. Es un camino de Liberación”. Kaularahasya

Debe recordarse que el sistema de los chakras deriva de la filosofía tantra. A su vez el tantra fue una reacción contra la naturaleza dualista de los Yoga Sutras de Pantajali y otras doctrinas de tipo ascético.

Según sus enseñanzas, el cuerpo es sagrado y los sentidos pueden aportar iluminación, el éxtasis y el goce. Por este motivo, en Occidente se confunde a menudo el Tantra con una práctica sexual, aunque la filosofía del tantra es mucho más amplia y abraza toda una combinación de filosofías yóguicas e hinduístas, en donde la unión sexual es sólo un aspecto más.

Entre los elementos de la filosofía del tantra hallamos un culto politeísta a ciertas divinidades, al que la unión de Shiva y Shakti aporta la promesa de la felicidad suprema. Al entretejer motivos complementarios como lo masculino y lo femenino, lo espiritual y lo material, la luz y la oscuridad, el yo y el otro, superamos la separación del pensamiento dualista y entramos en un sistema integrador.

Tantra abraza en vez de negar, sin perder de vista su objetivo, la liberación de la conciencia en la realización suprema.Tantra simboliza el tejido básico de la existencia.

Estirándonos y tratando de abarcar más, hallamos ese tapiz divino y al mismo tiempo lo creamos, Shiva y Shakti en su interacción constante de conciencia pura y manifestación, son la urdimbre y la trama; la tela se teje cuando permitimos que éstas divinidades operen a través de nosotros.

El resultado de ello es una experiencia de la unidad con nosotros mismos, con nuestra pareja, con el mundo que nos rodea. En fin, con el universo.

La finalidad del tantra es la misma que la de cualquier otro aspecto del yoga: desligarse de las limitaciones de la conciencia, lo que se consigue más comúnmente al elevar la energía por  la columna vertebral. La experiencia trascendental de la unión con otro sirve para lograr un estado alterado de la conciencia ya que en dichos estados es más accesible el paso a los mundos superiores.

La mayoría de las prácticas tántricas intentan aprovechar la fuerza creada por la activación de la energía sexual para despertar a la Diosa Kundalini e iniciar su elevación por la espina dorsal. Tantra es la sexualidad vivida como “experiencia religiosa” y se encuentra al alcance de cualquiera.

Ref. Bibliografica:Anodea, Judith, Nueva Guia de los Chakras, Las ruedas de la energía vital, Ediciones Robinbook, 1999

Déjanos un comentario!