Los masajes tantra tuvieron sus inicios en los años 80`en el ámbito designado por los científicos sociales como “neo-tantra”, surge así, un nuevo tipo de masaje que inicia su propia “cultura y ciencia del tacto” : el masaje tantra.

Las antiguas prácticas rituales de adoración corporal de origen oriental y las nuevas técnicas de masaje que influyen en los procesos emocionales, se fusionan para integrar una secuencia coreografiada de contacto que dura varias horas, una experiencia estética.

Con los masajes tántricos hacemos hablar a lo que no tiene palabras aprendemos e integramos experiencias y reacciones nuevas, comportamientos diversos, intenciones distintas.

Además, en el acompañamiento de la propia experiencia estética ante los estímulos sensoriales, se activa el aparato sensorio-perceptual al quebrar nuestra manera habitual de relacionarnos con “la realidad”.

Lo estético es que produce experiencias inesperadas, sorprendentes, placenteras, en definitiva, estéticas y nos pone en un estado de excitación sensorial.

Ciertamente, la experiencia estética sería posible a través de todos los sentidos, en la experiencia del masaje nos focalizamos en el tacto: el masaje tantra es una terapéutica maravillosa.

Como resultado, los masajes tantra conforman un nuevo modo de experimentar lo corpóreo, aunque no garantiza de por sí un modo de experimentación porque ante todo hay que dejarse movilizar por la terapeuta. Si se realiza esta posibilidad, se puede constituir en un modo de subjetivación.

Por eso, el masaje como experiencia estética evoca procesos sensoriales que enriquece el deseo, el disfrute y el placer. Entre sus beneficios se destaca el aprendizaje somático sin expectativas y libre de todo juicio. Estimula y unifica la vivencia corporal y el autodescubrimiento emocional.

Sobretodo, los masajes tantra contribuyen a re-aprender nuevos modos de llegar a ser quienes somos.

Sin duda es una praxis en que la piel es literatura escrita en el cuerpo y lectura privilegiada a descifrar en el masaje.

Descubre los masajes tantra en Barcelona

Te brindo un espacio-tiempo en Barcelona donde simplemente ser.

Muchos de mis entrenamientos fluyen en el masaje y los client@s aprecian el estilo de masaje suave e intenso, sutil y empático, energético y relajante.

NOTA: La experiencia del masaje tantra abre áreas muy sensibles en la que el/la cliente se respeta y protege en su vulnerabilidad emocional. Siendo una experiencia de aprendizaje, no debe ser entendida como acción interactiva con la masajista en el nivel sexual. Recomendamos que llegue puntual a su cita.

USO DE COOKIES Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button