4 maneras de relajar la tensión durante la excitación

4 maneras de relajar la tensión durante la excitación


Aquí te dejo 4 maneras de relajar la tensión muscular durante la excitación sexual que te puede aportar mucho a la hora de llegar al orgasmo y excitarse sin necesidad de tensión. También te puede ayudar  para algunas dificultades sexuales como la anorgasmia femenina y masculina.

  1. Acaríciate y excítate y luego haz estiramientos, yoga o baile, manteniéndote en ese estado erótico y si empiezas a perder la excitación vuelves a concentrarte en excitarte y vuelve al movimiento que estabas haciendo. Repetirlo 10 a 15  veces.
  2. Recibe y experimenta una sesión de masaje tántrico o erótico por parte de tu pareja o un/una masajista profesional, enfocando el masaje en aportar relajación y en despertar los músculos, mientras eres acariciado en todo el cuerpo mediante el tacto consciente y en la zona íntima o masaje de lingam. Enfocando este proceso en las zonas de tensión y placer.
  3. Practica la masturbación consciente mientras tomas un baño porque unos de los grandes beneficios del agua caliente es relajar las tensiones musculares.
  4. Practicarlo durante diez o veinte veces mientra colocas la atención en las sensaciones, esto te llevará a una profunda atención.

Sobre la anorgasmia

La anorgasmia significa la ausencia del orgasmo, tanto durante la penetración como por estimulación del clítoris. Después de la fase de excitación normal, donde la mujer o el hombre pueden llegar a sentir placer, la fase de clímax no se manifiesta y el orgasmo no ocurre.

No debe confundirse con la frigidez

Esta patología no debe confundirse con la frigidez (la ausencia de todo placer), que generalmente es secundaria a la anorgasmia. De hecho, la mujer o el hombre que no puede alcanzar el orgasmo se demoniza rápidamente para ser calificado como una persona fría que no siente placer. La frigidez conducirá inevitablemente a la ausencia de deseo.

Dos tipos de anorgasmia

Hay dos tipos de anorgasmia:

  • Una anorgasmia primaria, cuando la persona nunca ha alcanzado el orgasmo por penetración o masturbación.
  • Una anorgasmia secundaria, cuando la persona ya ha experimentado un orgasmo a lo largo de su vida sexual.

La anorgasmia se considera total, cuando la persona no alcanza el clímax u orgasmo. Se dice que es parcial cuando la persona sí alcanza el orgasmo ya sea solo mediante penetración o solo por masturbación.

Déjanos un comentario!