Velo de Maya

El velo de Maya: las Upanisads


LAS UPANISADS: “ESTO ERES TU”

Schopenhauer (1788-1860) descubrió el pensamiento hindú gracias al orientalista Friedrich Majer, a finales de 1913, cuando lo principal y hasta lo secundario de su filosofía estaba ya formado, aunque aún no escrito: Había concluido solo La cuádruple raíz del principio de razón suficiente”. Le asombró la similitud de aquel saber oculto ancestral con su visión de la esencia del mundo, así como las profundas enseñanzas que había obtenido de sus maestros Kant y Platón.

Le impresiono haber alcanzado, partiendo del seno de la más estricta filosofía occidental, conclusiones idénticas a las de hinduismo, que después encontraría también en el budismo. Schopenhauer fue uno de los grandes introductores del pensamiento oriental en Europa.

Las Upanisads, conjunto de diálogos en sanscrito que Schopenhauer leyó traducidos al latín, son debates iniciáticos entre un maestro y sus discípulos acerca de las grandes cuestiones de la filosofía oculta, contenida en los libros sagrados, los Vedas.

Se habla en estos diálogos de la naturaleza profunda de la realidad, o esencia del mundo, y se pone de manifiesto el carácter ilusorio de todo lo manifiesto, de la aparente pluralidad de los seres. La “doctrina” del Velo de Maya” revela la irrealidad sustancial del mundo, que se asemeja a un sueño, a un engaño de los sentidos.

Maya es el velo de la ilusión que envuelve la conciencia humana, y le crea una sensación de multiplicidad y diversidad, en lo que en realidad es unidad idéntica, quien desee conocer la realidad tendrá que penetrar o rasgar el velo de Maya para superar la ilusión sensible.

Con la conciencia empírica o las ciencias no se rasga el velo de Maya, se permanece en el terreno fenoménico, no se entra en la esencia de la realidad. Es preciso otro tipo de conocimiento.

El Velo de Maya esquívale al mundo fenoménico y a la representación, mientras que la realidad verdadera (Brahma, en sanscrito), oculta tras el velo, equivale a la cosa en si o noúmeno, Según Schopenhauer, Brahma, como cosa en sí, es la voluntad.

La fórmula en sánscrito Taut twan asi, que significa esto eres tú, se repite a lo largo de las Upanisads, como un mantra, para que los discípulos recuerden la identidad esencial de todo, incluyendo su propio ser. El individualismo, el egoísmo, la vanidad, la envidia, el odio: todas estas pasiones dañinas están fuera de lugar porque surgen de un error inicial sobre la naturaleza de la realidad. Desaparecen cuando se penetra el Velo de Maya.

Referencias

  • Schopenhauer, el pesimismo se hace filosofía, Descubrir la Filosofía. Joan Solé

Déjanos un comentario!