estimulación táctil

Fisiología del Tacto


Cuando se examinan los estudios de investigación sobre las respuestas animales y humanas al tacto , impresionan los frecuentes beneficios para la salud, el estado de alerta y la respuesta en los sujetos que han sido “tocados” en comparación con los que apenas o no lo han sido.

Los trabajos clásicos sobre el niño separado de Margaret Ribble, René Spitz, Ana Freud y Dorothy Burlingham, William Goldfarb, Ashley Montagu, John Bowlby y James Robertson, todos publicados entre 1943 y 1957, subrayan los efectos indeseables de la privación materna, aunque en muchos casos apenas se menciona la experiencia táctil, pero de los estudios se deriva con claridad que el principal componente de tales efectos adversos en el niño era la falta de contacto, de experiencia táctil, con sus madres.

La evidencia acumulada sobre la función inmunológica de la piel se ha visto confirmada por varios investigadores independientes. Se ha observado que la piel, especialmente su capa superficial , la epidermis, produce una sustancia inmunoquímicamente indistinguible de la timopoyetina, la hormona de la glándula timo que produce la diferenciación de las células T.

Sólo recientemente se ha sabido que la estimulación táctil ejerce profundos efectos sobre el organismo, tanto desde un punto de vista fisiológico como conductual, sin embargo todavía se desconoce cómo se produce tal efecto, fisiológica y bioquímicamente.

” En el inicio de la vida ser acariciado, abrazado , apaciguado mediante el tacto libidiniza las distintas partes del cuerpo del niño, le ayuda a construir una imagen y un ego corporales saludables, aumenta su catexis con la libido narcisista y simultáneamente fomenta el desarrollo del amor objetal al cimentar el vinculo entre madre e hijo. No cabe duda de que la superficie de la piel en su papel de zona erógena, satisface una función múltiple en el crecimiento del niño”. Ana Freud

Y sin duda se podría agregar, que durante toda la vida adulta cumple esa múltiple función entre otras, y relacionada con la función sexual. La necesidad de ser abrazados, acariciados es indispensable.

 

Déjanos un comentario!