erótico

In the laundry Room of the Chateau Marmont, by Helmut Newton


Asistes como espectadora a esa silenciosa Segunda Revolución Sexual que se respira en las calles.

Todos hablan de Grey y sus sombras. La literatura se erotiza, la publicidad se erotiza, las costumbres se erotizan. Lo vives como un sueño, como si no fuese contigo la cosa.
El único corsé que conoces es el de las obligaciones, el de la mamá, la esposa y la hija complaciente.
Pero déjame qué te pregunte: ¿dónde quedas TÚ en todo esto?. Quizá ya es hora de negociar con tus fantasías unos plazos de entrega que estimulen tu vida.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.