LA IMAGEN

La imagen


Fue a principios del siglo XX cuando las agencias de publicidad ampliaron su campo de acción enlazando un concepto de imagen entre el producto y la conciencia del consumidor: El estilo.

La belleza como nueva herramienta de negocios. La industria de la publicidad se adentró en el estudio de la belleza y su atractivo universal con el objetivo de provocar y promover como respuesta, el consumo. Impulsó el estilo en la imagen para lograr el control consciente de las ideas estimulando los diversos sentidos del ser humano.”

El deseo impregna la imagen en la publicidad y el arte actual. El deseo es impulsado en la imagen como factor de seducción con el sexo, cuando antes lo hacía el estilo. Merleau-Ponty sostenía que la tensión de erotismo y belleza son las raíces vitales de la percepción y de la representación, y describe al deseo como “arco intencional” que da a la experiencia su grado de vitalidad y fecundidad.”

“Octavio Paz aborda el deseo como “la persecución de un objeto sin cesar fugitivo, sea un cuerpo, una idea o una idea hecha cuerpo”. El deseo está profundamente relacionado con la naturaleza humana. Heidegger presenta la naturaleza del hombre como “ser proyectante a través de su constante desear”. En la ponencia “Los espacios del deseo”, Silvia Durán sintetiza así el deseo: “Es la fuerza de la acción. Su espacio natural es la imaginación y muestra a un ser humano proyectante, libre, transgresor y creador que busca recuperar en la vida su recuerdo primigenio, la plenitud, el placer y la felicidad; todo ello consecuencia de su condición”.

“Vida, arte y publicidad se confunden cuando esa realidad, percepción cultural del mundo, es dirigida por los mecanismos visuales de producción de imágenes. Estos crean significados y valores en la construcción de la realidad experimentada, predominando la experiencia estética. El diseño se ha convertido en el vehículo estético de masa. Afirmaba  Neil Leach: ” Todo lo que existe es imagen. Todo se traslada a un terreno estético y se valora por su apariencia; todo ha sido transformado en ARTE.”“El arte actual se centra en la creación de valores y significados estimulando una intensificación de los modos de experiencia, generando nuevos sentidos, gestando formas de articulación crítica de la vida cotidiana. La imagen es utilizada para motivar y difundir, y los procesos de representación, en los que el arte se envuelve, actúan como productores de realidad.”

” El arte es el espacio de confluencia del deseo y la imaginación materializado en la imagen. Al analizar aspectos de la imagen apunta sobre la atención visual y la mirada, la turbación natural al sentir deseo en la expresión artística, el cual no se rechaza en las imágenes consideradas no artísticas. Pero el deseo se encuentra en la propia entraña del arte. Esta relación del arte con el deseo es reafirmada por Roland Barthes al definir el arte en “Crítica y verdad” como: “Obras atravesadas por la gran escritura mítica en la cual la humanidad intenta sus significaciones, es decir sus deseos”. El arte juega, transforma, propone y muestra palpablemente los deseos considerados más bajos y los superiores o irrealizables.”

Ver articulo completo en:

http://www.criticarte.com/Page/file/art2004/ArteyPublicidad.FS.html?=ArteyPublicidad.html

Déjanos un comentario!