los descuidados sentidos

Los descuidados sentidos

“En el mundo occidental hemos empezando a descubrir los descuidados sentidos. Esta conciencia creciente representa una especie de insurrección atrasada contra la dolorosa privación de experiencia sensorial que estamos sufriendo en un mundo, por momentos, excesivamente tecnológico.

“La capacidad del hombre occidental para relacionarse con su prójimo se encuentra muy por detrás de su capacidad para relacionarse con los bienes de consumo y las necesidades innecesarias que lo esclavizan: poseído por sus posesiones”

Raras veces, si se da el caso, sus fronteras personales le permiten dar el paso hacia una comunicación sentida como profunda. La dimensión humana es estrecha e incómoda. ¿Mediante qué otro medio, a no ser nuestros sentidos, nos es posible penetrar en el sano tejido de contactos humanos, en el universo de la existencia humana?

Parecemos no advertir que son nuestros sentidos los que elaboran el cuerpo de nuestra realidad.Cerrar cualquiera de los sentidos es reducir la dimensión de nuestra realidad y, según el grado en que esto sucede, perdemos contacto con ella; nos volvemos prisioneros en un mundo de palabras impersonales, sin contacto, sin gusto, sin sabor.

El carácter unidimensional de la palabra se convierte en sustituto de la riqueza multidimensional de los sentidos y, en consecuencia, el mundo se hace burdo, plano y árido.

Las palabras en ocasiones tiende a ocupar el lugar de la experiencia; se convierten en una afirmación declarativa en lugar de una implicación demostrativa, algo que puede pronunciarse con vocablos en lugar de llevarse a cabo mediante una relación sensorial personal.

Considero que, por encima de todo, nuestro papel como seres humanos es unir el conocimiento al amor. Aprender a aprender, aprender a amar y ser cariñosos, se encuentran tan íntimamente relacionados y entrelazados, especialmente con el sentido del tacto, que sería de gran ayuda: prestar más atención a la necesidad que todos tenemos de experiencias táctiles.

La vida impersonal del mundo occidental ha llegado a producir una raza de intocables. Nos hemos convertido en extraños que no sólo evitan, sino incluso rechazan toda forma de contacto físico “innecesario”; figuras sin rostro en un paisaje atestado, solas y con miedo a la intimidad.

En tal caso, todos nos vemos disminuidos. Como consecuencia de nuestro carácter intocable, no hemos logrado crear una sociedad en que las personas se tocan en más sentidos que en el físico.

Llevamos el yo que nos identificamos con la misma incomodidad que una vestimenta de otra talla, en ocasiones sin tener conocimiento de ello, preguntándonos cómo habremos tomado tal dirección. Como dice Willy Loman en Death of a Salesman, “todavía me siento provisional”.

Respecto a la comunicación, el mundo del hombre occidental depende principalmente de los “sentidos de distancia”: la vista y el oído; de los “sentidos de proximidad”, el gusto, el olfato y el tacto, se ha vetado considerablemente al último.

La creciente sofisticación y el alejamiento de los otros nos ha llevado a confiar excesivamente en la comunicación verbal, hasta el punto de casi excluir de la experiencia —para nuestro gran empobrecimiento— el universo de la comunicación no verbal!

Los lenguajes de los sentidos, en los que todos estamos moldeados socialmente, amplían nuestra apreciación y profundizan nuestra comprensión de los otros y del mundo que habitamos. De entre tales lenguajes, el tacto ocupa un lugar destacado.

La comunicación que transmitimos con el tacto constituye el medio más poderoso de establecer relaciones humanas, el cimiento de la experiencia. Cuando empieza el tacto, también lo hacen el amor y la humanidad: en los minutos que siguen al nacimiento”.

Referencia: El Tacto de Ashley Montagu, Prefacio de la tercera edición.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

USO DE COOKIES Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button