spa

Los SPA, La curación a través del agua


Uno de los posibles orígenes de la palabra SPA sugiere su  procedencia del vocablo “espa” que significa fuente, en la lengua valona antigua o de spaw, palabra del inglés antiguo derivada del valón.

Este último término se sigue utilizando en dialectos del norte de Gran Bretaña (en el condado de Yorkshire por ejemplo) como sinónimo de spa o balneario.

En el siglo XIX hubo un resurgimiento popular de la curación del agua en Europa, el Reino Unido y los Estados Unidos. Durante este tiempo el término curación del agua fue utilizado como sinónimo de hidropatía, sin embargo, el uso terapéutico del agua precede a este renacimiento popular, su uso ha sido corroborado en Egipto, Grecia y Roma.

Este resurgimiento, permitió que se introdujera la hidropatía en Inglaterra en la década de 1840 mediante escritos y conferencias del Sir William James Erasmus Wilson (1809-1884), James Manby Gully y Edward Johnson, y Sebastian Kneipp.

Las formas populares de terapia del agua incluyen el tratamiento de agua de mar de Richard Russell, la versión contemporánea de los cuales es la talasoterapia.

El “tratamiento de cura de agua” o spa se convirtió en un pasatiempo de moda para las clases acomodadas, que fueron a grandes centros turísticos alrededor de Gran Bretaña y Europa para curar los males del exceso de consumo. En general, el uso del spa consistió en un espacio de sociabilidad: pasear, bañarse y descansar.

El movimiento spa llegó a ser especialmente popular durante el siglo XIX cuando los balnearios de salud dedicados a la “cura” eran instituciones médicas para la clase alta, especialmente para aquellos con persistentes enfermedades crónicas. Balnearios y otros baños terapéuticos son sinónimo del término balneoterapia.

Es importante distinguir al spa del balneario o terma. Mientras que el spa balneario recurre exclusivamente al agua común, pudiendo aprovechar el efecto curativo y recreativo de la luz o los perfumes, el segundo utiliza un tipo de agua especial, que contiene minerales que le darían propiedades medicinales. Estudios científicos en relación a la efectividad de la balneoterapia, no admiten ninguna conclusión firme.

En la época actual, el asistir a un spa como forma de relajarse es una costumbre muy difundida en casi todos los países del mundo, especialmente en las zonas urbanas. Los spa suelen ser, no obstante, una práctica restringida entre la población, debido a su elevado coste económico.

Su difusión se debe principalmente a la elevación del nivel del estrés que implica la vida en las grandes ciudades, lo que hace que las personas valoren cada vez más estas oportunidades de descanso y relajación.

Déjanos un comentario!