masaje

Masajes que facilitan el bienestar emocional


El masaje es tan antiguo como el mundo y tan temprano en nuestras vidas que ya lo recibimos en la vida intrauterina. ¿y qué es un masaje?

El masaje es una forma de comunicación, nos comunicamos a través del tacto, piel a piel, el órgano más grande y sensible de nuestro cuerpo.

El ser humano se alimenta de caricias, tenemos “hambre de piel”, necesitamos ser tocados para darnos cuenta de nuestra existencia, ¿habéis pensado qué nos ocurriría si nunca nos tocasen ni tocáramos? las caricias, el masaje, tienen poder nutritivo, nos nutren de un alimento muy importante, esencial para nuestro bienestar físico y emocional, el afecto.

Además de ser esencial para un desarrollo óptimo de nuestro sistema nervioso e incluso nuestra supervivencia.

A través del tacto comunicamos emociones; transmitimos nuestra ternura, nuestra alegría, nuestra sorpresa, nuestra tristeza, nuestro miedo, nuestro enfado…y por supuesto, captamos el de los demás, puesto que en la comunicación del tacto, somos emisores y receptores, como en toda forma de comunicación que se pueda preciar como tal.

Sería de gran ayuda prestar más atención a la necesidad que todos tenemos de experiencias táctiles.

El masaje es un espacio donde comunicarnos con la piel, a través del tacto, para disfrutar de nuestras sensaciones, transmitir y recibir emociones, con diversas técnicas de masaje y así conocer sus beneficios.

“El mayor sentido de nuestro cuerpo es el sentido del tacto. Es probablemente
el principal sentido en los procesos de dormir y despertar; nos proporciona el
conocimiento de la profundidad o el grosor y la forma; sentimos, amamos y
odiamos, se nos ofende y se nos conmueve mediante los corpúsculos del tacto de nuestra piel”
Referencia: J.Lionel Tayler, The Stages of Human LIfe, 1921,pp.127

El masaje como terapia para la sanación

Existe una conexión inseparable entre la piel, el sistema nervioso y el cerebro. Las emociones y los sentimientos se viven en el cuerpo e inciden en las funciones vitales del organismo, ésta realidad nos demuestra claramente que existen senderos indivisibles que relacionan al cuerpo con los aspectos emocionales y psicológicos, como una manifestación dinámica de la experiencia humana. En el momento en que un masaje proporciona relajación, bienestar y tener bajos niveles de estrés, ayuda en la recuperación y el mantenimiento de la salud y se convierte en un acto terapéutico.

Tuina (Tui Na) es una modalidad terapéutica de masaje chino, utilizada en China desde hace unos 2000 años. Se basa en la teoría de la Medicina Tradicional China, y el flujo de Qi a través de los meridianos que utiliza también la acupuntura. Mediante el masaje y técnicas de manipulación, se intenta establecer un flujo de Qi más equilibrado y armonioso, que promueva la salud y la curación de enfermedades.

Esta técnica incluye el uso de las manos para masajear el tejido blando (músculos y tendones), técnicas de acupresión para afectar directamente el flujo de Qi y técnicas de manipulación para reestructurar las relaciones músculo-esqueléticas y ligamentosas. Para aumentar el beneficio terapéutico se utilizan linimentos, cataplasmas hierbales o bálsamos.

El Tuina está formado por una gran variedad de métodos que enfatizan un aspecto particular de estos principios terapéuticos. Las escuelas principales en China suelen poner el énfasis en los tejidos blandos y está especializadas en dolores y enfermedades en las articulaciones y contracturas musculares. Otro método consiste en la presión con un dedo, que enfatiza las técnicas de acupresión y el tratamiento de enfermedades internas. El método Nei Gung enfatiza el uso de ejercicios de generación de energía y métodos específicos de masaje para revitalizar la energía insuficiente. Y, por último, está la rama que enfatiza los métodos de manipulación para reajustar las relaciones músculos-esqueléticas y ligamentosas, especializada en trastornos de las articulaciones y neuralgias.

Los masajes terapéuticos tratan la raíz del problema y previenen enfermedades, mientras que la medicina occidental se centra en atacar los síntomas de las dolencias.

Fuentes:

El nuevo libro del masaje para el cuerpo y las emociones – Juan José Placencia

Instituto de MTC de Yunnan: Fundamentos de Tuina

Déjanos un comentario!