¿Porqué hoy se habla tanto de sexualidad?

¿Por qué hoy en día se habla tanto de sexualidad?

En la entrevista realizada al Sociólogo y Antropólogo Social francés Michel Bozón plantea lo que podría parecer una provocación para quienes se asumen como protagonistas de la revolución sexual desarrollada entre los años 60 y 70 del siglo XX: “quiero describir las principales características de un nuevo régimen normativo de la sexualidad”.

Expone, que es necesario “descartar la idea muy difundida de una gran “revolución sexual” que habría liberado a la sexualidad y a los individuos de la represión, del silencio, de los constreñimientos y de las normas anteriores”. En su lugar, Michel Bonzón, autor de un gran número de estudios sobre sexualidad y encuestas sobre el comportamiento sexual en Francia y América Latina propone otra interpretación de los cambios que han afectado la sexualidad en las tres o cuatro últimas décadas.

Su hipótesis, “es que habríamos transitado de una sexualidad construida a través de controles y de disciplinas externas a los individuos a una organizada por disciplinas internas. Normas y exigencias sociales no desaparecen, son individualizadas. La sociedad se instala en nuestras cabezas” .

Michel Bozón estable esta tesis en su conferencia magistral “La nueva normatividad de la sexualidad en la época contemporánea”.

Señala que la sexualidad está menos controlada por las instituciones tradicionales, y no tiene más normas evidentes que la definan y la enmarquen. Por ello hay una proliferación de normas y formulaciones muy variadas sobre la sexualidad, y un aumento sin precedente de las fuentes emisoras: la escuela, los medios, la medicina, el cine, la literatura. En particular, los medios de comunicación ofrecen representaciones que suelen ser contradictorias, en la medida en que son la expresión más visible de lo que se ha dado en llamar “revolución sexual”.

—¿Cuáles son sus cuestionamientos en torno al concepto de “revolución sexual”?

—Se habla de una “revolución del ‘68”, retomada actualmente por el quincuagésimo aniversario. No se puede decir que el 68 sea el origen de un cambio repentino (una revolución) en los comportamientos sexuales. Más bien ha habido cambios graduales, reorganizaciones de las formas de convivencia.

— Algunos aspectos pueden ser descritos como formas de “liberación sexual”, como cuando desapareció la censura de las películas y los libros. Pero no es el caso de muchos otros cambios, como el declive del matrimonio: ahora las personas tienen hijos antes de casarse, además de tener otras maneras de formar una pareja, como el Pacs en Francia (pacto civil de solidaridad) similar a la unión concubinaria en nuestro país); los hombres y mujeres toman juntos la iniciativa en relaciones sexuales, mientras que en los 70` la iniciativa era más bien masculina; el cambio de actitud frente a la homosexualidad en los ochenta; la movilización contra la violencia hacia las mujeres que fue perdiendo indiferencia. Ninguno de estos cambios fue repentino sino gradual, y más bien cercanos a los años dos mil.

—¿Para qué sirve estudiar los comportamientos sexuales?

— Para tener una visión empírica sobre lo que las personas hacen, no sobre lo que deberían hacer, y para tener una visión crítica sobre posturas que tienden a construir normas de comportamientos sexuales.

— Sirve para diseñar políticas públicas de prevención, para saber cómo orientar los mensajes en torno a los cuidados, como el uso del condón o la anticoncepción. También para identificar necesidades en las políticas públicas de educación sexual, para lo cual se debe conocer el comportamiento de los adolescentes, hay que escucharlos, hacer encuestas, relevar los comportamientos verdaderos que tienen y reflexionar sobre lo que hacen.

— Es bueno hablar con los adolescentes para no tener fantasías ni prejuicios sobre lo que las chicas o muchachos hacen, y sí tener elementos empíricos para basar las políticas públicas en hechos reales. No corresponde que, a priori, la educación sexual establezca lo que se debe hacer. Esta formación tiene que salirse de los aspectos puramente biológicos y no vincular a la sexualidad sólo con la función reproductiva.

— Conocer la sexualidad a partir de comportamientos reales de los ciudadanos y ciudadanas, no basados en prejuicios morales, permite pensar sobre la propia experiencia.

—¿Hay desigualdades entre la vida sexual de hombres y mujeres mayores?

—Sí, las experiencias son diferentes entre hombres y mujeres. Llega un momento en que para las mujeres se hace más difícil encontrar a una pareja masculina. Hay una falta de potenciales parejas heterosexuales para ellas porque hay una expectativa de vida menor en los hombres, pero lo principal es que los hombres buscan parejas más jóvenes.

—A la vez, ¿podríamos decir que persiste cierta condena a aquellas mujeres que buscan parejas más jóvenes?

—Sí, hay cierta condena, pero las mujeres quieren hacerlo igual. Lo vemos en sitios de encuentro virtual (dating sites) donde ponen en sus perfiles qué edades prefieren que tengan sus parejas. Vemos que a las mujeres mayores les gustaría tener parejas más jóvenes, como ocurre con los varones, pero ellas siguen en desventaja en esta relación de fuerza en la que los hombres pueden imponer su preferencia.

—Cuéntenos sobre sus investigaciones en torno al amor.

—Ante una idea idealista del amor, que no es realista, yo propongo una idea pragmática: veo al amor como una secuencia de entregas de sí que son mutuas entre las personas, un juego de intercambio, que compromete a las personas. El amor nace de la excitación de esta entrega recíproca.

El amor no es a primera vista, no es un relámpago en el cielo.

Michel Bazón

— Para mí, el inicio del amor es cuando se comparte un secreto (familiar, por ejemplo) para ver cómo reacciona esa persona a la que se lo compartí, y evaluar si es digna de recibirlo; luego se intercambian secretos, preocupaciones y pensamientos, se ve si hay reciprocidad. También se entrega tiempo para compartir con el otro y se construyen espacios de intimidad.

— Lo que ha cambiado en la contemporaneidad del amor es el lugar que ocupa la sexualidad en este intercambio. La entrega del cuerpo es sumamente importante, considerando que tradicionalmente esto era el último paso, se daba al consumar el matrimonio, había que preservar el cuerpo. Ahora, la entrega del cuerpo es mucho más temprana, no bajo la idea de una “necesidad sexual”, sino porque el acoplamiento de los cuerpos da información sobre las personas. Entregar el cuerpo es una forma de basar el amor no sólo sobre valores morales y sociales, sino sobre la sensibilidad de las personas.

El amor debería ser contado más como una historia que como un sentimiento que existe.

Michel Bazón

—En un concepto como el poliamor, cada vez más vigente, es interesante pensar cómo puede aparecer la reciprocidad.

—Es interesante que aparezca, ante cuestionamientos sobre la promiscuidad o parejas múltiples. Para que funcione hay que aceptar reglas muy fuertes, y ser muy transparentes entre quienes conforman las parejas poliamorosas. El poliamor remite a una expectativa actual de no cerrar la vida muy temprano, con una sola pareja para toda la vida, pero en la práctica sólo puede ocurrir en períodos cortos de la vida.

— En los años sesenta hubo comunidades en Francia, grupos de personas que se retiraban al campo para volver a la agricultura. Hacían intercambios de parejas, pero no lograron disminuir ni la dominación masculina, ni los celos. Este ejemplo muestra que hay aspiraciones que vuelven cada tanto en la historia.

Ver entrevista completa en: https://werkenrojo.cl/michel-bozon-no-se-puede-decir-que-el-68-sea-el-origen-de-un-cambio-repentino-en-la-sexualidad/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

USO DE COOKIES Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button