SELFIES

Selfies y otras extravagancias


“Aftersex” -hacerse una foto en pareja luego del coito y subirla a las redes sociales-, “ecosex”, -tener relaciones sexuales de la forma más ecológica posible y en armonía con el medio ambiente- e “hipnosis sexual”-obtener placer sin que haya contacto físico.

Son las tres últimas tendencias del 2015 que dejamos en materia de erotismo. Y es que, ¡las novedades ya no vienen solo en mano de juguetes…!

Debemos de suponer que cuando apareció el Kama Sutra en el siglo III aproximadamente antes de cristo, las artes eróticas que proponía debía de ser tan atrevidas que más de uno tacharía a su creador el erudito hindú Vatsyayana, de extravagante.

Las posturas  como el “El encantador de serpiente” o “La Rana”, por ejemplo, no debieron de dejar indiferente a nadie. Desde entonces hasta ahora, las prácticas sexuales en busca de obtener un mayor placer han pasado por todo tipo de innovaciones y modas.

Podríamos detenernos a hablar de las rarezas del emperador romano Tiberio, quién, al parecer disfrutaba siendo el gran voyeur de la Roma antigua, y contrataba a parejas, a quienes se instruía previamente en técnicas sexuales con el fin de mostrar el mejor espectáculo delante de él.

O también podríamos repasar esos primeros vibradores mecánico, que en verdad se inventaron no tanto para dar placer a las mujeres sino para curar esa enfermedad llamada a principio de siglo “histeria”. Los médicos eran quiénes masturbaban a las pacientes…Aquellos médicos del siglo XIX no podían atisbar que esos artilugios revolucionarían el universo femenino hasta el punto de llegar al sofisticado Ora de Lelo, la marca de juguetes eróticos de lujo, un pequeño vibrador redondo que simula el sexo oral para la mujer, y que ha sido la gran innovación de principio de 2015.  ¡En cualquier caso, las prácticas y costumbre y hábitos sexuales siguen dando que hablar!

Si en 2011 la actriz Scarlett Johansson nos sorprendió autorretratando su propio desnudo, en 2015 los selfies ya son algo normal, hasta que llegaron los aftersex, ni más ni menos que fotos que las parejas se hacen después de tener sexo, y que suben a Instagram para ¿satisfacción de la curiosidad ajena? ¿Cuestiona de narcisismo, exhibicionismo, vacío emocional?

Seguramente todo y más…el narcisista quiere que sepan que tiene sexo, el exhibicionista quiere además mostrarlo, el inseguro necesita aprobación…El atrevimiento de revelar nuestra intimidad puede traer consecuencias desagradables: todo lo que cuelgas en internet es para siempre, pues alguien puede bajarlo, registrarlo, virilizarlo…

Los seguidores de una vida sostenible se decantan por practicar el ecosex “una manera de aplicar al sexo, un concepto genérica que sería el de fomentar una vida lo más ecológica posible y en armonía con el planeta, pasándotelo bien y disfrutando del momento.

Otra extravagancia si tenemos en cuenta que algunos de los consejos de quienes fomentan esta corriente consisten en: conscientemente, apagar correctamente el ordenador o ponerlo en reposo si se tiene una aventura en la oficina, hacer el amor en un jardín sin pesticidas, y desconectar el motor del coche si se están teniendo relaciones, o besándose, eso sí, lo que más se mueve de todas estas extravagancias son las empresas que han visto en el ecosexo un motor de expansión.

Laboratorios Claude fabrica afrodisiacos cien por cien orgánicos que sustituyen a ciertos fármacos, y este año ya ha sacado tres nuevos productos: condones a base de látex natural, lencería de tejido orgánico y elementos reciclados.

El caso es que el mundo del erotismo no para de reinventarse, tanto con la inclusión de las tecnologías, redes sociales así como nuevos elementos de fabricación…!ya conoceremos lo próximo del 2016!

Referencia: http://www.elmundo.es/yodona/2014/06/29/53ac3a4722601d6f5a8b4585.html

Déjanos un comentario!