Sentidos

Sensaciones presentes que evocan sensaciones ausentes


El olfato es lo más directo de nuestros sentidos, no descansa jamás, ni siquiera descansa cuando estamos dormidos, ya que nos da información constante de donde estamos, quien está cerca, el ambiente que nos rodea. Los aromas producen diferentes estímulos en el cerebro humano, podemos asociar olores a ciertas personas, a momentos de nuestra vida, a lugares y a sentimientos. Los olores se manejan en el sistema límbico, lugar de nuestro cerebro donde se procesan las emociones.

Uno de los sentidos más importantes – y al que menos le prestamos atención consciente – en el arte del amor es el olfato: es determinante en la respuesta de atracción o rechazo sexual. El olor de nuestra pareja puede producirnos sensaciones de placer y excitación, y de la misma manera, puede producirnos rechazo y hacer que nuestras experiencias no sean eróticas o agradables. Es así de importante en la sexualidad.

En mis sesiones trabajo la estimulación de los sentidos: tacto mediante caricias, la vista, el audio y por supuesto el olvidado olfato, utilizo aromas como Ylang Ylang o Almizcle que aportan sensualidad y calidez. Los masajes tántricos evocan una experiencia relajante, energizante, estimulante y excitante que te llevarán cada vez, un paso más cerca del conocimiento de ti.

Déjanos un comentario!