Masajista tántrica Inés Güell


“Cuando la masajista tántrica se abre a un espacio lleno de cuidado y amor y cuando ella está presente, entonces, sólo entonces es posible tocar el alma.” 

Para mí, como masajista tántrica con una extensa experiencia y formación,  la calidad del con-tacto es uno de los rasgos más importante durante la experiencia. Estar con atención y presencia en el masaje, se percibe en las manos y  en el toque.

Estoy fascinada con el lenguaje corporal, constantemente exploro como puedo llegar a cada persona de tal manera que su espacio experiencial interno se abra y se expanda a través de la intimidad del masaje. Pues, no hay lenguaje más claro que el lenguaje del cuerpo, nuestros sentimientos conectan nuestro yo con el cuerpo que somos.

En mi opinión, como masajista con experiencia, el masaje es una terapéutica del sentir y juega un papel importante en el desarrollo de la cultura sexual con un potencial infinito que aún no ha sido captado por completo.

Muchas veces, se organiza y legitima esta práctica, en diversos espacios tántricos en Barcelona, desde una vertiente moral moralizadora articulada sobre una positividad espiritual y una negatividad carnal, parafraseando a Sartre: náusea, en tanto pervierte la percepción del mundo.

Cada masaje es una obra de arte única y sensual, en una fusión perfecta de la estética, el placer, la profundidad y la presencia. La piel, esa frontera entre el espacio interior y el espacio exterior, delimita el cuerpo del yo, y funda una soberanía que requiere permiso para ser franqueada.

El masaje es para mí una herramienta mágica. Amo los masajes porque conectan, honran, respetan y reconocen. Porque es absoluto, claro, poderoso, íntimo, sacro y sanador tanto para mí como para mis clientes. Porque une todo en ese momento y porque además permite la conexión en una profundidad inexpresable en palabras.

Amo los masajes porque amo el tacto y creo en un toque terapéutico (que hace bien).

Gracias a la caja de herramientas de las que dispongo -con diversas técnicas- la experiencia del masaje es emocional, sensitiva e intensa. La alegría por mi  trabajo se puede sentir en el contacto y sigue siendo tranquila y curiosa sobre cada nueva experiencia.

Si quieres más información, te invito a llamarme al 722612713 de 10 a 20 horas.

Entrenamiento profesional

  • V jornadas de Intercambio en Psicoterapia Corporal (2007).
  • Escuela Argentina de Tantra (2010).
  • Curso de Acompañamiento Terapéutico CampoPsi –Educación a distancia-(2011).
  • Seminario intensivo de Masaje Tradicional Tailandés Estilo del Norte Shivathai,  Escuela de Masaje Tradicional Tailandés (2012).
  • Máster en Sexología Clínica y Salud Sexual, Universitat de Barcelona (2012-2014).
  • Retiro de verano, Cuerpo y sexualidad consciente, el 18 al 24 de julio de 2016.
  • Curso intensivo de Instrucción Masaje Californiano Intermedio, Escuela de masaje californiano Barcelona, Agosto de 2017.
  • Formación especializada “Cuerpo y Sexualidad Consciente”, basada en Sexological Bodywork y Gestalt para el desarrollo personal y profesional. Instituto de Cuerpo y Sexualidad, diciembre 2017 – setiembre, 2018.

NOTA: El masaje abre áreas sensibles de la experiencia en la que el/la cliente se respeta y protege en su vulnerabilidad emocional. En este sentido, es una experiencia de aprendizaje y nunca debe ser entendida como acción interactiva en el nivel sexual y emocional.